Los argentinos Leonardo Mayer (primer singlista) y Federico Delbonis practicaron ayer en forma intensa en el estadio multiuso especialmente montado, con miras a la serie de cuartos de Copa Davis frente a los europeos que se jugará del 17 al 19 de este mes.

Los tenistas argentinos Leonardo Mayer y Federico Delbonis entrenaron ayer en el estadio multiuso especialmente montado en Tecnópolis con miras a la serie de cuartos de final de Copa Davis frente a Serbia, que se jugará del 17 al 19 de este mes. El "yacaré", 21 en el ranking mundial y el mejor argentino de la actualidad, mantuvo una intensa práctica junto a Delbonis (73), quien pelea con Diego Schwartzman (64) por ser el segundo singlista, y bajo la atenta mirada del capitán Daniel Orsanic. En medio de los constantes martillazos de los obreros que ponen a punto las tribunas tubulares del estadio, los jugadores argentinos continuaron con la puesta a punto, que se complementará en los próximos días con entrenamientos en Parque Sarmiento.

Schwartzman y Carlos Berlocq, los otros integrantes del equipo ya practicaron en la cancha en la que se jugará la serie y lo volverán a hacer en las próximas horas. El estadio montado en uno de los pabellones de Tecnópolis y la cancha de polvo de ladrillo especialmente construida en ese lugar hacen que el escenario de la serie de cuartos de final entre Argentina y Serbia sea inédito en el país. Mientras el debate en los pasillos del imponente predio ferial pasaba por saber si Novak Djokovic, el mejor jugador del mundo, será parte del equipo serbio, decenas de obreros trabajaban sin parar con el objetivo de poner en condiciones el estadio porque, para los dirigentes de la AAT, el número uno del mundo llegará al país después de Wimbledon.

Las tribunas tubulares con capacidad para 9.390 espectadores y la cancha de polvo de ladrillo especialmente montada para la eliminatoria son desde ahora el hábitat natural para los tenistas argentinos, quienes pasarán allí largas jornadas desde esta semana y hasta el domingo 19. Diego Gutiérrez, miembro del consejo directivo de la AAT, dio detalles de la superficie en la que se jugará la serie, que cuenta con algunas particularidades que la vuelven inédita en el país. Según contó, al ser bajo techo y ante la imposibilidad de regarla, la velocidad de la cancha se regula mezclando el polvo de ladrillo con cal.

El capitán argentino de Copa Davis y los principales dirigentes de la AAT confiaron que esperan que el tandilense Juan Martín Del Potro esté “cerca” del equipo durante la serie de cuartos de final frente a Serbia. “Es importante que los referentes estén cerca. Ojalá que podamos contar con su presencia. Él está en plena rehabilitación y va a depender donde tenga que estar esos días, pero es más que bienvenido a compartir momentos con el equipo”, sostuvo Orsanic en una entrevista con DyN.