El atleta libreño, Carlos Layoy, sumará una nueva experiencia en su carrera deportiva. A principios del próximo año disputará algunos torneos bajo techo a la espera de los Juegos Odesur. El pasó por las Universiadas lo dejó con buenas sensaciones de cara al futuro.

El campeón argentino de salto en alto, Carlos Layoy, está en un pleno proceso de cambio con la intención de renovar el aire y darle un nuevo impulso a su exitosa carrera deportiva. Recientemente participó de las Universiadas, Juegos Mundiales Universitarios, donde logró alcanzar la final. Al regreso del país, después de un breve descanso, retomó los entrenamientos con vistas a la Copa Nacional de Clubes y después dará inicio a una pretemporada diferente dado que el objetivo será la temporada indoor en Barcelona.

“La idea es estar cada vez más tiempo entrenando afuera porque hace 11 años estoy viviendo y entrenando en el Cenard y se necesita cambiar un poco. En ese contexto cambié de entrenador y estuve practicando en Porto Alegre y en San Pablo antes del ir al Sudamericano de Asunción”, comentó Layoy que ahora trabaja junto a Federico Marquez quien reemplazó a Javier Morillas.

“Aposté a cambiar de entrenador porque necesitaba un cambio de aire. Todo cambio puede generar un proceso de adaptación o conseguir resultados rápidos. A mí me estaba pasando algo raro. Cambié la técnica de salto; en los entrenamientos consigo buenos registros y en la competencia quería hacer otra cosa y no me salía. Algo que nunca me había pasado”. comentó.

Luego anticipó cuáles serán sus próximos compromisos. “Me queda la Copa Nacional de Clubes en el Cenard a finales de octubre. Después comenzaré la pretemporada porque tengo como objetivo realizar la temporada indoor en Barcelona el próximo año. Seguramente me iré en enero y me quedaré entrenando ahí hasta los Juegos Odesur”.

“La única posibilidad que tuve hasta el momento es entrenar bajo techo. En salto en alto creo que no hay tanta diferencia, en otras especialidades por ahí el viento juega un papel importante, pero ya veremos cómo resulta la adaptación”, sostuvo en declaraciones realizadas al programa “Era por abajo” en Radio Unne.

Hace menos de un mes, Layoy, estuvo en Taipei como parte de la delegación Argentina donde se clasificó a la final de salto en alto. “Estoy contento porque logré saltar 2.20 metros que no lo hacía hace rato. Por suerte se dio en uno de los dos torneos más importantes del año. Terminé con un poquito de sabor amargo porque quería un diploma y quedé a un nulo, pero estoy disfrutando de poder volver a mis mejores marcas”. En el Mundial Universitario, Layoy finalizó noveno. “Creo que estoy para mucho más (su mejor registro es de 2.14m). Seguiré intentando mejorar el récord argentino”, culminó.

 

Fuente: Diario El Litoral

 

Facebook - Despues Del Juego
Twitter - @despuesdljuego
Instagram - @despuesdeljuego
Youtube - Despues del Juego Corrientes