http://cdn5.diarioepoca.com/wp-content/uploads/2018/10/SDP081018-022F17-1024x653.jpgEl pesista correntino Jonatan Leyes se mostró alegre por estar entre los cuatro mejores del mundo en su despedida de la categoría. Ahora competirá hasta 62 kilogramos de peso corporal con nuevos desafíos.

La ceremonia de premiación quedó atrás y mientras So Dinh Ngo festejaba con la delegación vietnamita la medalla de Oro que recién había conseguido en levantamiento de pesas al sumar un total de 262 kilos, en otro sector del Pabellón Europa en el Parque Olímpico de la Juventud, apareció Jonatan Leyes para contar su experiencia, después de su cuarto puesto en la tercera edición de los Juegos Olímpicos de la Juventud.

“Tengo mucha emoción por haber terminado cuarto, cerca del podio. Es decir que solamente tres personas están por arriba mío en el plano internacional”, sostuvo el correntino de 17 años que para llegar a los Juegos debió superar la clasificación de Palmira 2017, la misma fase que muchos atletas, en diferentes continentes, no pudieron sortear con éxito.

La cuarta ubicación en la prueba disputada en la categoría hasta 56 kilogramos, en la noche del domingo, le permitió a Leyes lograr un diploma olímpico. “Ser casi podio olímpico me llena de alegría”, sostuvo mientras no paraba de sonreír cuando hablaba con los pocos periodistas presentes en ese lugar. En la previa de la competencia, quedaba claro que Ngo y el tailandés Natthawat Chomchuen (Plata con un total de 239 kilos) eran inalcanzables. Los dos comenzaron el arranque por arriba de los 100 kilos y el envión en los 130. Entonces, la lucha directa por el tercer lugar quedó con el checo Franatisek Polak. El correntino junto al cuerpo técnico decidió arriesgar.

“Encaré el último intento de buena forma, con mucha confianza y autoestima. Era un 50 y 50 de posibilidades. Había que probar si salía, pero de todas formas teníamos oportunidad en el envión para recuperarnos”, comentó. En el arranque, primera fase de la prueba, Leyes levantó 95 kilos pero en su último intento, los 100 kilos fueron insuperables. En esa modalidad, Polak terminó con 104 para comenzar a definir el tercer escalón en el podio. “La decisión sobre el peso que voy a probar la toma el entrenador y yo confío en él. Esto se desarrolla de esa forma”, comentó sin ningún tipo de reproches sabiendo que hizo el intento por mejorar una ubicación. Leyes culminó con un total de 225 kilos, mientras que Polak lo hizo con 233.

Cuando cerró su participación con el último movimiento del envión y la barra con 120 kilos (récord argentino) cayó pesadamente sobre la tarima, Leyes soltó una tímida sonrisa como gesto de alegría y alivio por la tarea realizada. “Es que me despedí de una categoría que marcó mucho en mi carrera deportiva dentro de los Sub 15 y Sub 17. Para mí fue decirle adiós a la divisional de 56 (kilos de peso corporal) donde estuve cuatro años. Ahora voy a competir en 62”.

Lejos de conformarse, Leyes sabe que los Juegos fueron su trampolín hacia el deporte de alto rendimiento y apuesta a seguir creciendo. “Me despedí de esta categoría en un Juego Olímpico, eso es enorme, pero saber que dentro de poco voy a tener otro desafío es bueno para mí. Así puedo seguir haciendo lo que me gusta y por qué no pensar en más torneos internacionales”.

Para ver la competencia de levantamiento de pesas, el estadio estuvo completo con unas 600 personas que hicieron fila más de 2 horas esperando tener un lugar. También se hicieron presentes algunos correntinos y correntinas con un par de banderas (una que decía Alvear – Corrientes y otra de Corrientes Pesas, la escuela donde entrena Jonatan). “Es lindo contar con ese apoyo, es una motivación extra. Para mí significó una gran emoción recibir el respaldo del público, haber llegado hasta aquí y saber que di todo”, subrayó.

Durante su charla con la prensa acreditada, Leyes se hizo tiempo para agradecer a todo el cuerpo técnico de la selección argentina y quienes los guían en la provincia. “Tengo mucho respeto por mi entrenador Ramón Gorosito (siempre al lado suyo, incluso en la zona mixta), Marcelo Fernández, Ariel De Candido y a quienes los acompañan. Además de toda la gente de Corrientes que colabora conmigo”, remarcó.

El deporte para Leyes, que viene de una familia humilde y con problemas para solventar su carrera, tiene un significado especial pero sabe que no es una tarea sencilla. Dejó de lado otras opciones y se metió de lleno en el gimnasio. Este camino lo comenzó a transitar con mayor asiduidad desde el 2014, cuando trascendió a parir de los Juegos Nacionales Evita. “Me gusta mucho el deporte. Lleva mucho tiempo de entrenamiento y sacrificio, pero el resultado siempre llega en algún momento y cuando eso pasa es muy lindo”, culminó sin dejar de traslucir su enorme alegría.

Nuevos récords argentinos

La actuación de Jonatan Leyes en el levantamiento de pesas en los Juegos Olímpicos de la Juventud es histórica dado que alcanzó dos nuevos récords juveniles en categorías Sub 17 y Sub 20. El total de 215 kilos que logró sumar en el total de la prueba es la nueva marca nacional en las dos divisiones. De esta forma, relegó al santafesino Hugo Catalán que tenía el registro en 212.

Además, con 95 kilos igualó el récord que tiene el propio Catalán en la modalidad arranque (se debe levantar la barra desde el piso hasta llevarla por arriba de la cabeza con los brazos extendidos en su solo movimiento). En tato que con 120 en envión (se debe levantar la barra desde el piso por arriba de la cabeza con los brazos extendidos, pero con escala a la altura de los hombros) repitió su propia actuación que había logrado el 17 de marzo del presente año.

 

Fuente: Diario El Litoral

 

Facebook - Despues Del Juego
Twitter - @despuesdljuego
Instagram - @despuesdeljuego
Youtube - Despues del Juego Corrientes