https://pxc.cdn.ellitoral.com.ar/litoral/112018/1541475889438.jpgEl mediocampista de Cambá Cuá, Walter Ramos, jugó los 90 minutos de la revancha frente a Luz y Fuerza de Gobernador Virasoro. Feliz de su aporte para la clasificación a cuartos de final, destacó: “Se necesita de todos”. “De mi parte trato de meterle eso en la cabeza a mis compañeros”, subrayó.

El mediocampista Walter Ramos ya lleva varias temporadas con la camiseta de Cambá Cuá, en las que disfrutó de buenos y malos resultados y campañas. Bien podría decirse que Ramos ya es un hombre de la casa en el conjunto Rojo cambacuacero y por esta razón entiende su función dentro del plantel desde el lugar de un referente, de un futbolista al que si no le toca jugar tiene que apoyar al equipo desde el banco de suplentes o bien desde las tribunas. Pero en la participación del elenco dirigido por Walter Zacarías en las llaves de octavos de final del Torneo Provincial a Ramos le tocó sumar minutos importantes frente a Luz y Fuerza, tanto en Gobernador Virasoro como en el estadio de Ferroviario el domingo pasado.

Luego de la clasificación a cuartos de final, tras coronar un marcador global contundente de 7 a 2, el experimentado futbolista destacó que “estoy contento en lo personal porque pude completar 90 minutos, la verdad es que por ahí lo necesitaba, y contento por haber pasado. De visitante sacamos una diferencia importante y hoy el técnico decidió ocupar otros jugadores que no venían jugando, y de eso se trata, de estar preparados para cuando el entrenador nos necesita, y hoy dimos un paso importante y nos vamos a preparar para lo que se viene”.

Ramos alertó que tras el 5 a 1 en Virasoro, “ellos vinieron acá a buscar otro resultado y a los partidos hay que jugarlos, más allá de que se sacó una diferencia importante”. El Rojo ganó 2 a 1 en el desquite, que Ramos completó en cancha. “Tratamos de hacer un partido un poco lento, por decirlo así, para que vaya pasando el tiempo. En el segundo tiempo por ahí le dimos más ritmo al fútbol y llegaron los goles”, relató.

Acerca de la dificultad del Provincial, el mediocampista expresó que “este torneo es complicado, se define en pequeñas jugadas, hoy por ejemplo a Curupay le tocó quedar eliminado, un equipo que en Corrientes demostró ser importante. Pero pensamos en nosotros y estamos contentos de que pasamos, y se verá quién nos toca. Tenemos que estar tranquilos y con paciencia, porque tenemos un buen grupo en el plantel”.

“Un buen grupo”, frase cassettera si las hay, pero que en este Cambá Cuá rompe con el manual de afirmaciones para la ocasión y se presenta como una realidad, según destaca Ramos: “Hay una base que entiende que se necesita de todos. Yo de mi parte trato de meterle eso en la cabeza a mis compañeros, que los minutos que nos quedan son importantes, así sean 10, 20 minutos, o el que juega 90, que se necesita de todos para pelear un torneo como este”.

Ramos compartió su felicidad porque el público dijo presente en buen número el domingo pasado. “Acompañó la gente y la familia y ahora que somos los únicos de Capital ojalá que la gente del club y de la Liga nos siga apoyando”, resaltó. Finalmente no quiso olvidarse de los momentos vividos en el club de un año a esta parte, ya que el Rojo había perdido la categoría en la temporada pasada y este año regresó a Primera A, fue protagonista, y hoy está jugando un Provincial por una plaza en el Regional Federal Amateur 2019.

“Tengo ya un tiempito en lo que es la Liga Correntina, por haber pasado por algunos clubes, y me tocó el año pasado descender con Cambá Cuá, que es el cuarto año ya que estoy acá, y la verdad es que traté de ponerle el pecho al quedarme en el club y darle lo mejor que tengo, sumando desde mi lugar, y por suerte pudimos salir rápido de la B, cumplir una buena campaña en la A, y acá estamos orgullosos de tratar de brindar lo mejor en este Provincial”, confesó.

 

Nota: Diario El Litoral

 

Facebook - Despues Del Juego
Twitter - @despuesdljuego
Instagram - @despuesdeljuego
Youtube - Despues del Juego Corrientes