A pesar de la derrota sufrida ante Boca Unidos, que los privó de quedarse con el título después de once años, el director técnico dijo: “Nada tengo que reprocharle a los jugadores”.

Lip­ton ha­ce más de diez años que no lo­gra su­bir a lo más al­to del po­dio en los tor­ne­os ofi­cia­les de pri­me­ra di­vi­sión de la Li­ga Co­rren­ti­na de Fút­bol. El do­min­go es­tu­vo muy cer­ca, ha­bía em­pa­ta­do el par­ti­do fi­nal con Bo­ca Uni­dos (2-­2) tras ir per­dien­do dos a ce­ro. Pa­re­cía que la suer­te lo iba a son­re­ír, sin em­bar­go no es­tu­vo acer­ta­do en la de­fi­ni­ción con ti­ros des­de el pun­to del pe­nal y ter­mi­nó per­dien­do (4-­2), frus­trán­do­se sus es­pe­ran­zas.

A pe­sar de la de­rro­ta, el di­rec­tor téc­ni­co Ma­ria­no Gar­cía Por­tal su­bra­yó la gran­de­za del plan­tel de Lip­ton. Di­jo que sa­bí­an que “co­mo to­da fi­nal iba a ser un par­ti­do di­fi­ci­lí­si­mo. Bo­ca Uni­dos tie­ne un gran equi­po, que es­tá bien en­tre­na­do y aho­ra mo­ti­va­do. Creo que el pri­mer tiem­po fue muy pa­re­jo, en el que no nos sa­ca­mos ven­ta­ja y des­pués en el se­gun­do fue más de lo nor­mal que son las fi­na­les”.

Si­guien­do con su apre­cia­ción so­bre el par­ti­do fi­nal del do­min­go an­te Bo­ca Uni­dos, in­di­có que “a los cin­co mi­nu­tos nos en­con­tra­mos que es­tá­ba­mos per­dien­do dos a ce­ro, pa­re­cía que el re­sul­ta­do ya es­ta­ba ce­rra­do. Pe­ro Lip­ton vol­vió a de­mos­trar un po­co más de lo mis­mo del cam­pe­o­na­to, tie­ne ca­rác­ter, ac­ti­tud, no da­mos por per­di­da nin­gu­na pe­lo­ta, lo­gra­mos el em­pa­te con mu­cho sa­cri­fi­cio”.

Ca­da vez que se de­fi­ne por es­ta vía un cam­pe­o­na­to, no se pue­de aven­tu­rar na­da y Gar­cía Por­tal así lo se­ña­ló: “Sa­bí­a­mos que los pe­na­les eran una lo­te­rí­a, pe­ro ve­ní­a­mos con el en­vión aní­mi­co por la re­mon­ta­da que tu­vi­mos. Lás­ti­ma que no al­can­zó, los pe­na­les son así, suer­te, Bo­ca erró el pri­me­ro y cuan­do pa­re­cía que to­do es­ta­ba da­do, no­so­tros ma­rra­mos des­pués los dos que se­guí­an. Creo que Bo­ca en los no­ven­ta mi­nu­tos ju­gó y fue pa­re­jo con Lip­ton y en los ti­ros de los do­ce pa­sos fue un me­re­ci­do ga­na­dor”.

Más allá de la frus­tra­ción por la de­rro­ta que los pri­vó de al­zar­se con el tí­tu­lo de cam­pe­ón, el en­tre­na­dor de Lip­ton ma­ni­fes­tó: “Creo que re­pro­char­les al­go a los ju­ga­do­res se­ría in­jus­to de mi par­te. El equi­po lle­gó a es­ta fi­nal en for­ma in­vic­ta, no te­nía nin­gún gol en con­tra, ga­nó to­dos los par­ti­dos por más de tres go­les, ex­cep­to el de Cu­ru­pay. Cuan­do es­cu­cho que hay gen­te que se que­ja por­que jue­gan un día a otra ho­ra; Lip­ton cuan­do es­ta­ba pe­le­an­do la úl­ti­ma fe­cha le han man­da­do his­tó­ri­ca­men­te a ju­gar a las 2 de la tar­de pa­ra que Cam­bá Cuá ju­ga­ra a las 4 y sa­lie­ra cam­pe­ón. Otro equi­po es­ta­ba ju­gan­do con el re­sul­ta­do a fa­vor, ya que la Li­ga no lo tu­vo en cuen­ta, ha­bía una ven­ta­ja de­por­ti­va”.

“No­so­tros siem­pre hi­ci­mos la nues­tra. Sa­bí­a­mos que iba a ser di­fí­cil nues­tra zo­na, que íba­mos a pe­le­ar ma­no a ma­no con Cu­ru­pay, que éra­mos los dos can­di­da­tos. Pe­ro bue­no, lle­ga­mos los dos con to­da la ilu­sión del mun­do, que­rí­a­mos ga­nar­lo. Yo me en­te­ré an­tes del par­ti­do que Lip­ton igual es­ta­ba en el cua­dran­gu­lar sea cual fue­re el re­sul­ta­do. No se lo qui­se co­mu­ni­car al plan­tel pa­ra no sa­car­le del fo­co en el que es­tá­ba­mos, que era ir por el pri­mer lu­gar pa­ra po­der ju­gar el cua­dran­gu­lar fi­nal”, re­co­no­ció Gar­cía Por­tal.

Vol­vien­do al par­ti­do del do­min­go di­jo, “no­so­tros que­rí­a­mos ga­nar; es­to es fút­bol, creo que Bo­ca Uni­dos ga­nó me­re­ci­da­men­te. Uno de los dos iba a ga­nar, les to­có a ellos y no­so­tros a par­tir del mar­tes va­mos a ba­ra­jar y dar de vuel­ta. Vol­ver a en­tre­nar y lle­gar lo me­jor po­si­ble pa­ra lle­gar al día sá­ba­do y via­jar a Mbu­ru­cu­yá”.

El ob­je­ti­vo pri­mor­dial de Lip­ton en es­te cam­pe­o­na­to era la pla­za pa­ra el re­gio­nal. “Que­rí­a­mos sa­car­nos la es­pi­na que tu­vi­mos en el Ar­gen­ti­no. Yo soy la ca­be­za vi­si­ble de es­to,el res­pon­sa­ble, co­mo le di­je a ellos. Asu­mí to­do que fue un fra­ca­so, pe­ro me fui con un sa­bor amar­go por­que ha­bía un gran gru­po, un buen equi­po, las co­sas no se nos da­ban. Hu­bo par­ti­dos que fue­ron in­só­li­tos, pe­ro bue­no que­rí­a­mos una re­van­cha; es­te cam­pe­o­na­to de la Li­ga da­ba esa opor­tu­ni­dad, y a eso apun­ta­mos. Hoy la ver­dad que te­ne­mos un lu­gar en el cua­dran­gu­lar fi­nal, pe­ro me voy con el sa­bor amar­go de no ser com­ple­to y de no ha­ber lo­gra­do el cam­pe­o­na­to des­pués de on­ce años, que a Lip­ton le hu­bie­ra ve­ni­do muy bien”.

De es­ta ma­ne­ra ce­rró el diá­lo­go con la pren­sa es­te jo­ven en­tre­na­dor que de a po­co es­tá ha­cien­do re­na­cer a un Lip­ton, que su­po te­ner su tiem­po de glo­ria en el fút­bol co­rren­ti­no y re­gio­nal. Hay que re­cor­dar que el club de la ca­lle Al­ber­di ve­nía de ca­pa ca­í­da du­ran­te va­rios años, en que ba­ja­ba a la B y lue­go vol­vía a pri­me­ra, pe­ro sin que en la má­xi­ma ca­te­go­ría cum­pla una cam­pa­ña acor­de con su pro­fi­cua tra­yec­to­ria en la Li­ga Co­rren­ti­na de Fút­bol. al­go que con Por­tal co­men­zó a cam­biar y en la tem­po­ra­da an­te­rior y en es­ta se pu­so el rol de pro­ta­go­nis­tas de los tor­ne­os.

 

 

Facebook - Despues Del Juego
Twitter - @despuesdljuego
Instagram - @despuesdeljuego
Youtube - Despues del Juego Corrientes