http://cdn5.diarioepoca.com/wp-content/uploads/2018/04/SDP150418-046F06-1024x680.jpgEl "maderero" perdía 2-0 con Don Orione en el primer tiempo, pero supo reaccionar en el complemento y logró igualar 2-2. Pero este resultado no le alcanzó al equipo de Domingo Centurión, ya que había perdido 1-0 en el cotejo de ida.

Curupay dio pelea hasta el último segundo. No se entregó, fiel a su noble estilo. Pero no fue suficiente para revertir aquella derrota 1-0 en el juego de ida ante Don Orione. Ayer empató 2 a 2 con el “portuario” de visitante y entonces quedó eliminado en las semifinales de la llave Ascenso 1 de la Región Litoral Norte del Federal C.
Fue un golpe certero a la ilusión con la que encaró el certamen el “maderero”, que aún lamenta el penal marrado por Gerardo Gauto en el primer partido contra Don Orione. Al cabo, de aprovechar esa pena máxima, estaríamos hablando de un global igualado 3-3. Ayer arriesgó Curupay porque el DT Centurión puso de titular a Brunetti pese a que el mediocampista no estaba óptimo en lo físico y a los 28’ tuvo que ser sustituido (ingresó Darío Ramírez).

Las herramientas del visitante para plantear el juego en campo rival fueron las pelotas largas pero se topó con la firmeza defensiva de Don Orione, sobre todo los centrales Toledo y Cortés. Lo del dueño de casa fue algo más prolijo a partir del manejo y la sapiencia de Cristian Silva, quien condujo al equipo con mucho criterio. Además, la principal virtud del dueño de casa fue saber aprovechar los espacios que ofreció Curupay.

A los 11’ se dio la primera insinuación de Don Orione. Sánchez combinó con Silva y fue a buscar la pared, luego desbordó ante la marca de Báez y tocó atrás para Acevedo, quien metió el puntapié pero no encontró ningún compañero por el segundo palo. Otra muestra de que el elenco “portuario” tenía capacidad para el contragolpe se dio a los 24 minutos. El córner al primer palo de Giménez fue rechazado por la defensa local y el balón recaló en Silva, quien dejó desairado a Franco y la entregó al medio para Acevedo pero éste no se animó a buscar el arco y cuando se dispuso a seguir abriendo hacia la derecha, barrió Moreira para despejar el peligro del área de Curupay.

Hasta que a los 30’ se dio la apertura del marcador. Silva con inteligencia abrió hacia la izquierda para Mendoza, quien sorprendió con un disparo potente a ras del piso -con cara externa- desde el vértice izquierdo. Inatajable para Aranda que se arrojó al segundo palo pero no alcanzó a desviar. Más allá del despliegue de Franco en la mitad de cancha, el atrevimiento de Giménez por la banda derecha y la presencia se Valenzuela en la última línea, al visitante le costó generar juego asociado. Entonces, las pelotas paradas fueron siempre un atajo para intentar inquietar la valla de un sobrio Arias.

A los 34’, acaso en la acción de mayor peligro del “maderero”, el córner pasado de Giménez bajó Moreira y el segundo cabezazo en el área de Valenzuela no fue gol porque estaba bien ubicado el 1 de Don Orione para contener. Inmediatamente vino una pelota larga y Curupay desnudó sus falencias en la transición defensiva ya que Fernández tuvo comodidad para habilitar de cabeza la carrera libre de marcas de Acevedo, que a la altura del punto penal no perdonó al definir por abajo. Un 2 a 0 favorable a Don Orione hacía flotar un aroma a sentencia. Antes de finalizar la primera etapa, Johan Báez, quizás invadido por la impotencia, golpeó desde atrás sin pelota a Acevedo y vio la roja directa, aunque el delantero de Don Orione también se fue expulsado por recibir la segunda amarilla.

Para la segunda mitad, “Mingo” Centurión agotó las variantes al incluir a Cristian Medina y Antonio Báez por Moreira y Barreto, quien al minuto de juego había quedado muy sentido en la rodilla izquierda tras ir a trabar abajo. Más allá del empuje, Curupay no pudo generar demasiado fútbol. Aún así adelantó sus líneas y forzó varios tiros de esquina. Uno de ellos, ya sobre los 7’ del complemento, lo ejecutó otra vez Giménez y ganó en lo alto Diego Monzón pero su cabezazo se fue alto.

Cuatro más tarde, un nuevo envío desde la izquierda prosiguió con el despeje corto de Don Orione y Franco la devolvió al corazón del área, le quedó servido el descuento a Amarilla pero el defensor demoró mucho en acomodarse y cuando pateó fue tapado por Cortés. Instantánea fue la respuesta del conjunto chaqueño. Sánchez en cortada habilitó a Bogado, quien metió el centro bajo para la llegada por el segundo palo de Fernández, al que Aranda tapó abajo en lo que podía haber sido el tercero.

El mediocampo fue un sector de tránsito ligero y el partido parecía “quebrado”. En cualquier contra podía liquidar Don Orione. Pero Curupay fue con sobrado coraje. A los 19’ Franco llegó exigido para dejársela de taco a José Monzón, quien metió el centro y el balón derivó en Antonio Báez, cuya volea se desvió en Sánchez y se fue al córner cuando tenía buena dirección.

Pasada la media hora, probó con fuerza a colocar Franco desde más de 20 metros pero voló Arias y la sacó de un ángulo alto. Hasta que de tanto buscar, Curupay encontró el descuento a los 42’. Un gran pase de “Tony” Báez lo dejó solo a Amarilla con el arquero y fue certero. La sorpresa llegaría dos minutos después, cuando el mismo Amarilla discutió arriba en un tiro de esquina y esta vez el segundo cabezazo de Ramírez estableció el 2-2. De repente, la angustia invadió a todo Don Orione pero ya no le quedó tiempo a Curupay para lograr la hazaña. Eso sí, vendió cara la eliminación. Ahora tendrá que barajar y dar de nuevo.

 

 

Facebook - Despues Del Juego
Twitter - @despuesdljuego
Instagram - @despuesdeljuego
Youtube - Despues del Juego Corrientes