http://cdn5.diarioepoca.com/wp-content/uploads/2017/12/SDP041217-023F04.jpgEl arquero de Boca Unidos, Arnaldo Giménez, dijo que el triunfo logrado por Juventud Unida fue exagerado “porque todo el gasto del partido lo hicimos nosotros”. Además se quejó del arbitraje, al que calificó de “una vergüenza”.

El arquero Arnaldo Giménez se manifestó “triste” porque consideró injusta la derrota sufrida por Boca Unidos frente a Juventud Unida de Gualeguaychú, además de criticar el arbitraje que entiende, perjudicó al equipo correntino. A la salida de zona de vestuarios, el paraguayo detuvo su marcha para hablar ante la requisitoria de radio La Red Corrientes (107.1 Mhz) y de otros colegas que se hicieron presentes el sábado a la noche en tierras entrerrianas.

“Nos vamos bastantes tristes porque todo el esfuerzo lo hicimos nosotros y ellos con dos llegadas nos convirtieron. El equipo hizo un gran esfuerzo, tuvimos varias ocasiones al comienzo del partido, después ellos con los goles se fueron acomodando un poco más en la cancha y nos costó más”, manifestó quien hace tres fechas reemplazó en el arco a Hilario Navarro. Giménez consideró “exagerado el resultado (2-0), porque el gasto del partido lo hicimos nosotros”, y manifestó que el equipo aurirrojo tiene con qué salir de la situación complicada en la que se encuentra. “En el juego quedó demostrado que tenemos material para sacar a Boca Unidos adelante”, consideró.

El arquero también reconoció errores propios. “Venimos cometiendo equivocaciones, es cierto, como en la jugada del segundo gol, que fue una desconcentración nuestra luego del rebote. El delantero de ellos aprovechó, le pude achicar bien, manoteando la pelota, pero lastimosamente no pudimos cerrar bien el rebote y nos convirtieron. Ahí ellos terminan de liquidar el partido porque nosotros todo el segundo tiempo intentamos pero no pudimos”.

El futbolista paraguayo tuvo intervención en las jugadas de los dos penales que el árbitro cobró a favor del equipo de Juventud. “En la primera para mí no fue penal porque yo en ningún momento tuve la intención de tocarlo, solamente salté para tratar de manotear la pelota y el delantero chocó contra mí”, explicó. “Si hay errores arbitrales hay que verlos, analizarlos, y si se tienen que tomar medidas hay que hacerlo, porque a nosotros hace mucho tiempo que nos están perjudicando, y eso es lamentable”, se descargó.

Para el arquero, “hubo jugadas en las que al árbitro le resultó más fácil sacarse la responsabilidad en el área de ellos, cobrando falta que no podemos entender, como en el gol de Pablo (Vegetti) que lo anularon sin razón”, citó. “Todas las pelotas divididas nos cobraron en contra, para mí fue una vergüenza el arbitraje de hoy, pero eso no depende de nosotros, que tratamos de hacer nuestro trabajo dentro de la cancha, aunque es difícil jugar catorce contra once. No queda otra que seguir luchando, y los que tienen que hacer el reclamo pertinente contra el arbitraje no somos nosotros”, manifestó.

Por último, y pensando ya en el partido del próximo domingo frente a Agropecuario Argentino, Giménez dijo: “Tenemos que seguir haciéndonos fuertes de local, que es una materia pendiente. El partido anterior lo logramos, ahora nos queda una final más, esperemos estar bien concentrados, los errores cometidos ante Juventud corregirlos, para terminar con una victoria el año.

 

 

Facebook - Despues Del Juego
Twitter - @despuesdljuego
Instagram - @despuesdeljuego
Youtube - Despues del Juego Corrientes