http://cdn5.diarioepoca.com/wp-content/uploads/2017/12/SDP031217-046F04-1024x682.jpgBoca Unidos perdió nuevamente, después del primer triunfo anterior que ilusionó. Cayó por 2 a 0 ante Juventud Unida por la fragilidad defensiva y por los errores del juez de línea Sánchez, que cobró un penal y anuló un gol al “aurirrojo” equivocadamente.

Otra vez Boca Unidos salió de la senda victoriosa en la que había entrado una semana atrás por primera vez en el campeonato. Anoche cayó aquí frente a Juventud Unida por 2 a 0, que sacó provecho de la floja tarea de la defensa rival y también con la ayuda del juez de línea Manuel Sánchez, quien cuando estaban cero a cero sancionó un penal inexistente, que el árbitro tampoco vio y en el segundo tiempo, en otro yerro garrafal, anuló un gol legítimo de Pablo Vegetti por presunta posición adelantada, cuando en realidad al partir el remate de Rodríguez Rojas estaba habilitado. De este modo cayó ante Juventud en uno de los partidos que dio continuidad a la 11ª fecha del torneo de la Primera "B" Nacional.

En la parte inicial Boca Unidos jugó mejor pero no supo concretar en la red y Juventud haciendo menos anotó dos goles, uno ilegítimo porque no vimos infracción del arquero Giménez, cuando enfrentó a Walter Acuña, con quien chocó por el mismo impulso que llevaban ambos. Pareció exagerado el dos a cero parcial porque después de unos minutos en que Juventud dispuso de la pelota, cuando Boca Unidos paulatinamente se fue adelantando presionando más arriba, el partido se equilibró primero y enseguida pasó a ser mejor jugado por Boca Unidos. Los movimientos constantes de Diego Sosa por la derecha y de Germán Herrera por el extremo izquierdo, confundieron a la defensa local, con Vegetti pivoteando en el ataque. Así dispuso de un par de aproximaciones con un remate de afuera de Sosa sobre el travesaño y otro débil de Herrera que fue a las manos del arquero.

A Juventud le costaba salir y sólo Walter Acuña comenzó a insinuar su peligrosidad ayudado por cierta pasividad de la defensa, especialmente de los centrales que no lo tomaban de cerca y entonces cada vez que el habilidoso ex Rosario Central encaraba con pelota dominada inquietaba mucho. A los 16’ y producto de su mejor juego, Boca Unidos estuvo a punto de convertir cuando Herrera tomó la pelota que dejó pasar inteligentemente Vegetti tras centro de Sosa y el fuerte remate bajo del extremo izquierdo encontró buena respuesta del arquero, que arrojándose manoteó hacia un costado en clara jugada de gol.

Sin embargo, cuando mejor jugaba la visita fue Juventud Unida el que se puso en ventaja. Iban 22’ cuando Acuña encaró de la derecha al medio, no le salieron a marcar, le dieron espacio, tocó y fue a buscar la devolución de Sagarzazú al área, ante la salida del arquero Giménez la tocó por arriba, picó la pelota y salió luego de dar en el palo. El árbitro dejó seguir, pero el juez de línea sancionó falta del arquero, cuando éste lo único que hizo fue salir a achicar y se produjo el choque por el mismo impulso que llevaba el delantero, que también exageró la caída. El penal lo ejecutó Ariel Cólzera y a pesar de que Giménez se arrojó hacia su izquierda el balón entró en ese lugar tras dar en el poste.

Pareció que iba a responder Boca Unidos y avisó por intermedio de Herrera, pero fueron los momentos de Juventud que a los 37’ anotó el segundo tanto. Otro descuido de la defensa, Bauza picó a espalda de los centrales, intentó eludir al arquero que manoteó la pelota, volvió a tomarla Bauza cuyo centro atrás empalmó de zurda, de primera, “Cachete” Morales y la pelota entró pegada al travesaño. Pareció exagerada la diferencia pero llegando menos Juventud fue más certero, aprovechó bien los espacios y las vacilaciones defensivas del rival y Boca Unidos no la pudo embocar, como a los 42’ en que otro desborde y centro de Sosa no no alcanzó a empujarla Herrera, quien se arrojó y no conectó por milímetros.

Con la presencia de Gonzalo Ríos por Bolatti, Boca Unidos salió con intenciones de poner más gente en ataque e incluso a los 13’ convirtió un gol Vegetti que fue mal anulado por el juez de línea Manuel Sánchez, quien cobró posición adelantada que no existió. Tuvo más la pelota pero le faltó profundidad para entrarle a una defensa local que se acentó en el segundo e impidió llegar con posibilidades netas al oponente. Además, cuando pudo tuvo un par de contraataques peligrosos por medio de Bauza y Acuña.

Un saque largo del arquero De León tomó Acuña y de no ser porque la pelota le quedó un poco atrás ya enfilaba hacia Giménez libre de marcas. Boca Unidos tuvo la suya con un disparo de Sosa que encontró respuesta de De León. Y sobre el mismo epílogo el ingresado Sebastián Sosa fue objeto de un penal de Giménez, lo ejecutó el mismo delantero de Juventud y se lo atajó arrojándose abajo el arquero. Después no hubo tiempo para más y el silbato final lo encontró festejando a todo Juventud Unida y salir con la cabeza gacha a Boca Unidos, que había jugado bien de mitad para arriba, con Sosa y Herrera cobrando importancia, pero las falencias atrás costaron caro.

Crónica: Diario Epoca

 

Facebook - Despues Del Juego
Twitter - @despuesdljuego
Instagram - @despuesdeljuego
Youtube - Despues del Juego Corrientes