http://cdn5.diarioepoca.com/wp-content/uploads/2017/08/SDP140817-019F10.jpgEl pivote estadounidense, Chevon Troutman, quien había llegado a un acuerdo para renovar el vínculo, no puede resolver cuestiones familiares en su país y en el parque Mitre crece el apuro para integrarlo al trabajo.

Chevon Troutman es aguardado con ansias en el búnker de Regatas Corrientes, que se alista para disputar desde el próximo sábado 23 el Súper 20 de la Liga Nacional de Básquetbol. El pivote estadounidense, uno de los puntos altos en el equipo que terminó siendo subcampeón, acordó condiciones para renovar el vínculo. Sin embargo, adujo problemas familiares insoslayables, que generan una demora en su arribo a nuestro país.

Lo concreto es que pasan los días, la fecha del debut está cada vez más cerca y el técnico Gabriel Piccato no puede contar con Troutman para reincorporarlo al esquema de juego. Si bien en Regatas se mantuvo la mayor parte de la base, con las renovaciones del capitán Paolo Quinteros, el uruguayo Santiago Vidal, el U-23 cordobés Javier Saiz, el experimentado interno Fernando Martina y los correntinos Fabián Ramírez Barrios y Juan Pablo Arengo (U23).

También llegaron otras caras nuevas como los estadounidenses Leemire Goldwire y Alex Harris, además del paranaense -de raíces norteamericanas- Erik Thomas. Es que hubo que cubrir las vacantes que dejaron Donald Sims (fichó para Atenas) y Pablo Espinoza (eligió la propuesta de Salta Basket). Se estima que entre hoy o mañana podrían surgir novedades en torno a Troutman. Algunos en el parque Mitre mantienen el optimismo y confían en que el jugador se sumará pronto al trabajo. Otros son más escépticos y no descartan recurrir a algún “Plan B”.

 

Fuente: Diario Epoca

 

 

Facebook - Despues Del Juego
Twitter - @despuesdljuego
Instagram - @despuesdeljuego
Youtube - Despues del Juego Corrientes