http://www.laredcorrientes.com/multimedia/imagenes/fotos/2018-02-07/373614_grande.jpgEl juego físico en la lluviosa jornada del domingo en Tucumán dejó sus huellas en algunos futbolistas de Mandiyú, que este jueves tendrá que recibir a Guaraní Antonio Franco por la 3ª fecha de Reválida.

El delantero Héctor Morales se retiró con la ceja derecha inflamada, producto de un golpe que le aplicó el defensor Jorge Zambrano, y el mediocampista Nicolás Monje salió del estadio con un vendaje en su hombro y brazo izquierdo, consecuencia de una brusca caída. “Me vendaron por el dolor y por precaución, me dijo el médico que tengo la zona de la clavícula inflamada. Ojalá se me pase para Guaraní”, comentó el propio Monje, quien narró “no pude frenar la caída y me golpeé con todo el peso del cuerpo en la zona”.

La jugada ocurrió casi sobre el cierre del partido cuando el mediocampista avanzaba rumbo al área de San Jorge y fue derribado por dos rivales que le salieron al cruce, protagonizando un fuerte choque. La peor parte se la llevó el jugador del Albo ya que prácticamente le hicieron un “sándwich” de la presión ejercida por ambos flancos, que lo terminó derrumbando de cabeza contra el piso.

Pablo Suárez: “El jueves tenemos que ganar sí o sí”

“Cuando enfrentemos a Guaraní se verá otro equipo, saldremos a buscar la victoria que nos permita viajar el próximo fin de semana a Salta con la satisfacción de irnos en ganador y así jugar con otra predisposición”, anticipó el DT, quien tiene bien claro que “el jueves tenemos que ganar sí o sí, ojalá que se recuperen bien los muchachos porque necesitamos el mejor equipo y ganar sí o sí, no queda otra”. Luego de Guaraní, Mandiyú visitará el domingo a Juventud Antoniana.

 

 

Facebook - Despues Del Juego
Twitter - @despuesdljuego
Instagram - @despuesdeljuego
Youtube - Desues del Juego Corrientes